Pa’ lante y pa’ atrás

He estado reflexionando en estos días sobre lo que les he compartido hasta ahora y lo que se viene. A veces siento que es muy fácil explicar en qué consiste vivir plenamente y hasta proveer tips para mejorar diferentes aspectos de su día a día.

Mas, así como es fácil escribirlo, no es fácil vivirlo. No importa qué tan inmersos estemos en el tema. Estoy segura de que hasta para aquellos ya expertos practicantes, les es difícil el camino de vez en cuando.

Pero, ojo, tengamos un poco de cuidado cuando hablamos e interpretamos las dificultades. No me gusta creer que los cambios positivos que incorporamos en nuestra vida son sacrificios y cargas, sino más bien oportunidades y pequeñas batallas conquistadas. Mas entiendo que en la práctica, los retos se presentan en muchos tamaños, colores y formas.

Si te sientes apasionado por lo que haces o no, si sientes que realmente vives tu vida o no, no importa, no estás exento a los vaivenes y curvaturas del camino. Te aseguro que no hay persona en este mundo que se levante todos los días de este año y de los que le ha tocado vivir de forma vigorosa y con una gran sonrisa en su cara porque llegó el nuevo día.

Somos humanos. La vida no siempre es color rosa, pero tampoco debe predominar el gris. La vida es una representación de toda la escala cromática.

Dicho esto, hoy solo quiero decirles humildemente que no están solos. Aunque en realidad, creo que más bien es mi manera de decirme que no estoy sola.

No dejaremos de encontrar piedras en el camino, en especial cuando comenzamos nuestro recorrido. Cada vez que emprendemos cualquier actividad, cualquier cambio, cualquier hábito, los primeros días y semanas son las más desafiantes. Le estamos enseñando a nuestro cuerpo y mente el proseguir. Es el momento de purificación, de restablecer paradigmas. Luego, una vez que hemos logrado regar bastante esa semilla, ya la planta comienza a dar sus frutos y el proceso se hace más llevadero.

Y entre medio, sí, puede que sientas que no quieres seguir; puede que te sientas frustrado, solo, triste y agotado; puede que creas que no lo vas a lograr y que esto no es para ti. Aguanta ahí un poco. Aquí estamos para ti y espero encontrarlos a ustedes también cuando sea yo la que necesita que esta hermosa comunidad que estamos formando me agarre y me levante. ¡Bienvenidos! Únete, participa, apoyémonos y crezcamos juntos.

¡Caer está permitido. Levantarse es obligatorio!

Proverbio ruso

2 comentarios en “Pa’ lante y pa’ atrás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s