El desafío de las 171 prendas

Hace un tiempo descubrí una propuesta de la bloguera Courtney Carver de Be More with Less, para limpiar nuestro guardarropa y utilizar solo 33 prendas por cada estación. Inclusive hace charlas y capacitaciones para ayudar a sus lectoras y todos aquellos interesados en aprender a vestirse con solo 33 artículos (incluyendo accesorios y joyas). Nos muestra cómo es posible combinar y crear diferentes atuendos sin requerir de un clóset enorme.

Supongo que en especial las mujeres soñamos con esos vestier de película. Y me incluyo la verdad. ¿Quién no alucinó con el walking closet de Sex in the City? En algún momento también me imaginé construyéndome un gran espacio para guardar la gran colección de zapatos y carteras y el resto de la ropa por supuesto. Hoy me enorgullece decir que si bien me encanta ir de compras, veo mis posesiones diferente.

carries-new-closet-2-511x288

Imagen cortesía de Hooked on Houses

He visto cómo varios amigos que les ha tocado mudarse han sufrido por no saber cómo llevarse todas sus cosas al nuevo destino. Algunos han tenido la fortuna de poder viajar en repetidas oportunidades e irse llevando todo poco a poco. A otros les ha tocado desprenderse de muchas cosas y aun así utilizar una maleta adicional a las permitidas. En mi caso, estoy segura que si me tocara ese escenario lógico que también tendría muchas cosas que vender, regalar, deshacerme y llevarme.

A veces, acumulamos muchos peroles que ni siquiera usamos. A veces tenemos prendas que las perdonamos año tras año, pero que por alguna razón no nos gusta ponérnoslas. Y así, todos nuestros espacios se van llenando y llenando. No sé ustedes, pero ese no es el escenario que espero.

Y hoy de hecho, les quiero compartir mi próxima resolución, desafío, experimento o como lo quieran llamar. Inspirado en el Proyecto 333 de Courtney, he creado mi propia versión. Llamémoslo Desafío 171. Si bien vivo en un país con estaciones, no me resulta tan sencillo o viable separar las prendas que tengo o uso de acuerdo a la época. Por ello, simplemente he establecido un número de prendas permanente. Para propósitos de mejor comprensión, digamos que mi clóset estará compuesto por 171 piezas cada año, un aproximado de 43 por estación (si se quiere hacer el cálculo). La idea sería entonces mantener ese número siempre y comprar para remplazar no para acumular.

Sé que suena un número bastante grande. Los invito a contar cuántas prendas tienen entre ropa, accesorios y zapatos. ¿Ven? Ese es el número ideal que se ajustó a mí. Así que sin más, les presento mi nuevo guardarropa:

Screen Shot 2016-08-24 at 11.38.19 AM

Tal como pudieron notar, no estoy incluyendo joyas. Mi actual colección la armé durante varios años y se mantiene vigente. No le he hecho adiciones considerables ni es excesiva. Asimismo, excluí algunos elementos que no son de uso diario, “la ropa especializada” si se puede catalogar de alguna manera. Este grupo comprende accesorios para la nieve, trekking, playa. No son prendas que ando comprando o ansiando constantemente, ni durante todo un año. Asimismo, incluí otros elementos no contemplados en el proyecto original de Courtney, tales como pijamas, entre otros. Como dije antes, esta es mi propia versión.

Y tú, ¿con cuántas prendas te sentirías cómodo como para armar, limpiar y aprovechar mejor tu clóset? Te invito a unirte al desafío.

Un comentario en “El desafío de las 171 prendas

Los comentarios están cerrados.