Cuando el desbalance parece inevitable…

Desde que comenzamos con el blog, hemos estado conversando sobre diferentes maneras de encontrar el balance en la vida. Nos hemos inspirado en los principios del esencialismo y del mindfulness. Mas, todos sabemos que la vida no suele ser tan perfecta, armoniosa y rosa. Muchos pensarán que porque he puesto en práctica múltiples experimentos, mis jornadas son fluidas, suaves y perfectas.

Inclusive, es posible que algunos de ustedes no se identifiquen con nuestras ideas porque las vean fuera de su zona de alcance y realidad. Yo no lo creo así. Considero que todos tenemos la oportunidad de hacer sentido de nuestras realidades y oportunidades y de encontrar un equilibrio entre todo lo que hacemos y nos sucede.

Hoy les vengo a contar que ciertamente no siempre es fácil lograrlo, pero eso no significa que uno deje de luchar por ello. Hace unos meses terminé un proyecto que esperaba culminar con muchas ansias. Implicaba para mí la oportunidad de cerrar un ciclo y abrir nuevas ventanas. En efecto, se abrió una y me sacudió como nunca me lo imaginé.

Me vino un nuevo reto. De repente, me encontré con dificultades para seguir ese camino que me había trazado cuando emprendí con mayor seriedad este blog (y con el cual estaba tan entusiasmada y encarrilada). Mis cursos, mis experimentos, mis investigaciones y mis formas de avanzar se estaban quedando atrás, congeladas. Esta nueva oportunidad profesional me estaba gustando más de lo que creía posible. Y con ella, todo lo demás estaba quedando un poco estéril, sin riego.

A veces cuando estamos tan metidos en nuestras actividades, responsabilidades y compromisos perdemos el norte de hacia dónde íbamos. Por eso, recomiendo revisar frecuentemente dónde estamos, cómo estamos viviendo y hacia dónde queremos ir. Hace unos días hice este ejercicio, y me sorprendí de los resultados. Reflexionar sobre temas a veces tan difíciles y abstractos puede resultar abrumador. Sin embargo, iniciar la plática interna también parece mover mecanismos en nuestro subconsciente. Y cuando menos te lo esperas, ¡boom! ¡Momento Eureka!

Con toda esta experiencia, quiero dejarles que de eso se trata un poco luchar por nuestros sueños. El camino es rocoso, las montañas, como vi en un video recién, no son rectas. Si queremos llegar a ese lugar especial de nuestras vidas, hay que estar dispuesto a ensuciarnos los pantalones, atravesar vías empinadas, peñascos, y por supuesto, a encontrar vistas esplendorosas.

¿Tu vida está desequilibrada? Respira profundo y avanza. A lo mejor te tardes días, semanas, meses y hasta años. Showing up es el factor más importante para estar cada vez más cerca de lo que sueñas. Contágiate, eso sí, en todo tu ser, y esa alineación de cuerpo, espíritu y mente confabularán para darte un empujón.

Con toda confianza y experiencia propia, les digo que he tenido muchos momentos de confusión, de incertidumbre, de desasosiego. Un día me pregunto si estoy donde quiero estar y a veces no conozco la respuesta. Otro día reflexiono y siento que los días pasan como si nada y que estoy segura de que hay algo más que no he encontrado aun. Pero lo que sí sé también, es que para encontrar la claridad hay que caminar por la sombra y no darse por vencido. Tarde o temprano esa luz llega, ese norte se ve y entonces allí echemos a correr.

Es para mí una gran alegría estar aquí de nuevo dejando correr las palabras, mis propias palabras. Es una gran alegría haber recordado lo que sentía y por qué había decidido emprender este proyecto de La coleccionista de puertas. Todo comienza a hacer sentido de nuevo. Tener un propósito es de extrema importancia. Poner en práctica mis sistemas matutino y nocturno y aumentar esas probabilidades de showing up no tiene precio.

Como les vengo diciendo, la vida a veces es un alboroto, un desorden, una confusión y un sin sentido. Y a veces parece que también es necesario entrar en el caos para sacudirte y quitarte el moho de encima, y así poder replantearte tu norte y tu camino. Abracemos la incertidumbre. Cuando la sientas, ya sabes que vas por la ruta correcta.

Keep going!

2 comentarios en “Cuando el desbalance parece inevitable…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s