¿Por qué es importante luchar por nuestros ideales?

Desde hace un año comencé este camino del mindfulness y del esencialismo. Recuerdo varias de las ideas que esta última filosofía plantea según el autor del libro que elegí leer. Entre otras cosas, se habla de la importancia de decir “no”.

Creo que si hay algo que a casi todo el mundo le cuesta, es precisamente a decir que “no”. Por pena o cualquier otra razón, nos comprometemos en actividades y situaciones que sabemos que no nos gustan o en las cuales no queremos participar de antemano. Mas, traicionamos a nuestro subconsciente o inclusive a nuestros pensamientos.

¿Les ha pasado estar al frente de alguien mientras esta persona te propone una idea e internamente estás tratando de descifrar cómo decirle que no, pero de tu boca sale un sí?

En sintonía con esta idea, está la lucha por nuestras creencias, valores e ideales. No es de asombrarse que cada vez que emprendamos algo ligeramente diferente a lo que realizan las personas en promedio, encontremos barreras, críticas y demás. Hay un decir que señala que cuando criticamos a alguien es por envidia. No sé si siempre se cumplirá. Mas, te aseguro que si has logrado avanzar hacia el balance, aquellos que viven de forma caótica se sentirán con más argumentos para descalificar tu proeza. El comentario cliché es que lo que haces es irreal y no se puede extrapolar a sus vidas, porque ellos tienen muchas cosas importantes que atender, y así por ahí se va la cosa.

Luego de un tiempo, quienes te rodean y observan los beneficios que esos nuevos hábitos, conductas o situaciones han tenido en ti, aprenderán a respetarte, y quien sabe si a emularte. Esto último solo lo traigo a colación porque como decía Walt Disney, hay que ser una luz en el camino de otros. No se trata de inflar el ego, pero sí de construir un mundo mejor y más balanceado. El granito de arena empieza por nosotros y si ayudamos a otros con nuestro ejemplo, sus granitos nos permitirán construir todo un arenal.

Dicho esto, hago hincapié en la necesidad de seguir adelante con nuestros pasos sin importar lo que digan y opinen de nosotros. Tarde o temprano valorarán o como dije, al menos respetarán nuestra opinión y forma de vida, y si no, pues ellos se lo pierden. No permitamos que otros nos controlen a nosotros y a nuestras vidas. En el momento en que dejamos de defender aquello en lo que creemos, los demás adquieren poder sobre nuestros pensamientos, acciones y situaciones. Y lo peor de todo esto es que son nuestra salud mental, física y emocional las que salen perjudicadas. Atrévete a marcar un cambio en tu vida, atrévete a romper el statu quo, atrévete a vivir la vida que mereces y deseas. Dite SÍ, y NO al resto.

Sé que a veces es difícil. Ustedes dirán y cómo me le paro al frente a mi jefe para decirle que estoy en desacuerdo. Pues, cada instancia requerirá astucia, convicción y estrategias particulares. Siempre hay una manera, una manera de compaginar, de trabajar armoniosamente y de avanzar.

‘Trabajemos para vivir, no vivamos para trabajar’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s