5 lecciones para despertar y no postergar

En el post anterior, comenté en qué había invertido mi tiempo durante mi período de ausencia. Hoy, quiero compartirles las lecciones concretas que aprendí durante esos mismos meses.

 

  1. No te coloques una etiqueta profesional si no practicas esa actividad todos los días, pero si eso es lo que quieres hacer, entonces empieza y show up con consistencia. Los invito a reflexionar con esta cita de Zak Slayback, quien dice:

 

¿Cuántas personas que conoces se llaman a sí mismos “emprendedores”, pero nunca han iniciado un negocio?

¿Cuántas personas que conoces se hacen llamar “escritores”, pero escriben una vez al mes?

¿Cuántas personas que conoces se hacen llamar “coach de fitness”, pero no realizan esa actividad?

¿Cuántos se llaman a sí mismos “artistas”, pero nunca crean arte?

¿Eres una de esas personas?

 

2. Nosotros mismos nos creamos la vida que tenemos, así que si no estás donde quieres estar, solo tú eres responsable y solo tú puedes cambiarlo. Es más, a lo mejor te quejas, pero inconscientemente no te das cuenta que te gusta y disfrutas del caos, de estar ocupado con mil cosas, de tener un trabajo cómodo mas no de valor para ti o cualquiera que sea tu situación. Por ende, si no te has dado cuenta de eso aun, da un paso atrás, obsérvate, reflexiona y toma acción.

 

3. Si hay algo que no estás haciendo, pero que te desvives por hacer, no le eches la culpa al tiempo. Lo más probable es que estamos siendo flojos. Si de verdad quieres alcanzar algo, sal a buscarlo, de lo contrario no llegará. Si necesitas tiempo, búscalo. Si necesitas recursos, usa lo que ya dispones o aprende a pedirlos. Y lo más importante una vez más, show up todos los días.

 

4. No hay nada malo en tomarse un tiempo para reflexionar. A veces las cosas no andan bien. A veces perdemos el propósito, el norte. A veces queremos un montón de cosas y nos abrumamos. Para. Si lo que necesitas es tomarte una pausa para re-pensar en lo que estás haciendo o vas a hacer, tómatelo. Más vale darse el tiempo para cuidarse a uno mismo y poder entonces brindar un servicio a los demás, que dar un mal servicio. Y por servicio, entiendan su trabajo, el contenido que producen o lo que sea que hagan que impacte a otra persona y a ustedes mismos.

 

5. A veces se necesita llegar hasta el fondo para poder brillar de nuevo. Puede que sea un camino un poco oscuro o incómodo. Mas, la incertidumbre casi siempre es una buena señal, en lugar de un mal augurio. Hazle caso a tu interior. Sigue tu instinto y vive cualquiera que sea la experiencia, puesto que eventualmente algún aprendizaje sacarás. Además, no hay mal que por bien no venga. Tarde o temprano tu cuerpo y tu mente estarán de nuevo listos para llenarse de luz, para salir de la oscuridad y para dar todo lo que tengas para dar.

 

¡Invierte tu tiempo, tu esfuerzo, tu energía y tu vida en aquello que te importa!

2 comentarios en “5 lecciones para despertar y no postergar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s