¿Tus finanzas están en forma?

Tal como les prometí a finales del año pasado, esta semana empezamos una serie de posts sobre temas financieros. Por años, he trabajado junto a mi esposo en construir nuestra salud financiera. A punta de prueba y error hemos ido armando nuestro presupuesto, ajustándolo a nuestras necesidades, cambiando lo que no nos ha funcionado, probando y probando. 

Este año, la pandemia nos permitió alcanzar, para mí, sueños que venía persiguiendo por mucho tiempo ya. Y eso nos llevó a querer seguir mejorando, pero ¿cómo? Comenzamos a leer sobre finanzas. ¿Cómo no se nos ocurrió antes? No lo sé, mitos, a lo mejor. 

Y con este nuevo conocimiento, emprendimos nuestro experimento actual. Esta vez, considero que conseguimos algo, ese algo que realmente nos va a permitir tener unas finanzas fit. Por esta razón, quiero contártelo.

Siempre me he preguntado, ¿cómo podemos lograr que cuando no podamos trabajar podamos vivir tranquilos? Nunca he creído en los sistemas de pensiones. Lo he visto una y otra vez. Te aferras a ese dinero que el gobierno te va a dar, nunca igual a lo que ganabas y con los años empiezas a pasar trabajo. Otros esperan a retirarse para según hacer todo lo que no hicieron en sus años mozos.

En realidad, ahorrar para el retiro no es una mala idea. De hecho, ES lo que debemos HACER, según nuestras investigaciones. No esperes, sin embargo, a retirarte para cumplir tus sueños. Puedes llevarte un fiasco. 

No sé si esta sensación pueda generalizarse a mi cultura de origen o si es una sensación personal. No obstante, crecí creyendo que eso de invertir era para multimillonarios. En mi opinión, por ejemplo, se ha creado todo un mito alrededor de invertir en ítems como acciones y similares. “El riesgo es muy alto”, dicen por ahí. Recuerdo inclusive una profesora del colegio que nos contó su experiencia comprando acciones de una empresa y terminó perdiendo toda su inversión. Así que “más vale invertir si te sobra el dinero para que si lo pierdes no se traduzca en debacle” (Eso dice la creencia popular). 

El asunto está en que como no sabemos del tema, nos da miedo. Carecemos de educación financiera. Como resultado, no sabemos invertir.

Principales aprendizajes

Durante toda esa ruta educativa, estos han sido mis aprendizajes:

  • No importa cuál sea tu sueldo, más aun, no importa qué tanto más logres ganar. Si no trabajas tus hábitos de gastos, dinero que entre, dinero que se te va a ir.
  • Llámame cuadrada y demasiado planificada, pero si no tienes un presupuesto, no sabes en qué estás gastando el dinero. Si no sabes a dónde se va, ¿cómo vas a mejorar tus hábitos de gastos y estar en forma financiera?
  • Siempre hay gastos innecesarios. Analiza bien tus categorías. Riega tu propio jardín. Olvídate del jardín del vecino. 
  • Nos hemos casado con la satisfacción instantánea. Quiero todo ya. Y con esto, vienen las deudas interminables.
  • Lee las letras pequeñas. Tus cuentas, tarjetas, servicios bancarios, créditos y demás parecen estar diseñados para que la institución nunca pierda. Por ende, es muy probable que tú salgas perdiendo. Está al tanto de las comisiones e impuestos que pagas. Compara los productos de distintas instituciones para que encuentres los que mejor se adapten a tus necesidades. Llamémoslo, “ganémosle al sistema”, si es que se puede.
  • El cambio es lo único constante en la vida. No sabes qué puede pasar hoy o mañana: una pandemia, un despido, un esto o aquello. Es importante tener un fondo de emergencia. Yo lo imaginaba así. Si mañana tuviera que mudarme a otro país, ¿tengo suficiente dinero para pagar tarjetas de crédito, deudas, etc. y dejar todo en saldo cero? Mi premisa entonces fue: mis ahorros deben superar mis deudas (tarjetas de crédito, por ejemplo) y gastos. (¡Este fue nuestro primer gran logro en pandemia!).

La próxima semana vamos a explorar nuestro nuevo experimento. Les adelanto que mientras trabajábamos con nuestras inversiones, decidimos hacer un stop y aplicar los pasos de Dave Ramsey, consejero financiero y autor de “La transformación total de su dinero”. Asimismo, les voy a mostrar nuestro formato de presupuesto y otras recomendaciones de conocedores en el tema.

10 comentarios en “¿Tus finanzas están en forma?

  1. Diego Castro Barandiarán dijo:

    Buen tema que tratas Diana. Coincido contigo en dos cosas.

    1° Que ya estando uno casado, los esfuerzos y los planes, se hacen y cumplen entre dos. Sino, no dan resultados.
    2° Al igual que ustedes, nosotros (mi esposa y yo, ya en nuestros 40´s) no nos podemos fiar del sistema de pensiones de nuestro país. Así que sólo cada uno puede ver por nosostros mismo.

    Le sumo algo a tu lista, que nos ha servido a nosotros, y que es fundamental para familias que viven de su trabajo: “Enfoque”. El presupuesto no da para todo lamentablemente. Pero estableciendo prioridades, y enfocándonos en un objetivo a la vez, se logran grandes cosas.

    Como siempre, Buen Post!

    Me gusta

    • dianafblanco dijo:

      Hola Diego, un poco tarde en mi respuesta, pero aquí va.

      Respeto las parejas que deciden llevar sus cosas por separado. Sin embargo, concuerdo contigo en que si se juntan los esfuerzos, los proyectos salen mejor y más rápido.

      Con respecto al sistema de pensiones, Como dice Dave Ramsey, si el sistema te llega a dar algún dinero en tu vejez, pues que sea un bono y no algo en lo que uno dependa.

      Finalmente, siguiendo la línea de Ramsey, puesto que voy a estar discutiendo mucho sobre su perspectiva, a lo que tú llamas enfoque, él lo llama enfoque gacela. Ser como una gacela con los ojos atentos a cualquier depredador. Si toda nuestra concentración se va hacia el objetivo o paso deseado, lo alcanzaremos. Si nos desviamos entre el deseo de la satisfacción instantánea o gastos innecesarios, nuestro objetivo se desinfla y vamos a tomarnos mucho más tiempo para llegar allí.

      Como siempre, gracias por pasarte por nuestras entradas y comentar. Saludos.

      Me gusta

  2. Eduardo D dijo:

    Muy concreto y simple. Le sacaste muy buen partido a la pandemia, al igual que yo y le pusiste las pilas a tus finanzas.

    Poco a poco se puede mejorar nuestra situación estemos como estemos. Ya sea recortando gastos inútiles o ahorrando todo lo posible, pero en cualquier caso, lo que marca la diferencia es el controlar tus gastos. El saber hacia dónde se va tu dinero es lo más importante si quieres poder controlar tus finanzas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s