¿Estás preparado en caso de emergencia?

Ya tenemos nuestro presupuesto. Hemos alocado cada centavo en cada categoría. ¿Qué viene ahora?

Estos son los siete pasos de Dave Ramsey para unas finanzas saludables:

  1. Ahorrar el equivalente a USD 1.000
  2. Pago de deudas bajo el efecto bola de nieve
  3. Fondo de emergencias total
  4. Invertir el 15% de tus ingresos para tu retiro
  5. Fondo universitario
  6. Adiós crédito hipotecario
  7. Construir tu riqueza
Nota: esta es mi propia traducción a los nombres de los pasos.

Hoy, discutiremos los primeros tres.

Verás, muchos de nosotros utilizamos el crédito como muleta. Cuando quieres comprar algo más costoso, cuando te vas de vacaciones, cuando se te acabó el presupuesto del mes, usas la tarjeta de crédito. Algunos serán metódicos con el pago de sus cuotas. Otros simplemente abonarán el monto mínimo al mes. Y cuando ocurre una emergencia, aparece el crédito de nuevo.

Por eso el primer paso es construir un fondo de emergencias, para verdaderas emergencias (no compras de muebles o vacaciones). Una vez que has logrado reunir el equivalente a mil dólares, luego en el paso 3 continuarás ahorrando hasta que llegues entre 3 y 6 meses del monto equivalente a tus gastos. La recomendación es si eres soltero o en tu familia hay un solo ingreso, ahorres 6 meses de gastos. De lo contrario, podrías ahorrar solo 3 meses. Nota que hablo de gastos, no monto de tus ingresos. A la hora de la chiquita, por ejemplo, si te quedas sin empleo, lo importante es que puedas cubrir tus gastos esenciales mientras resuelves la emergencia. Los gastos no esenciales serían el equivalente a lujo en estos casos, en mi opinión.

Ahora, ¿por qué el fondo de emergencias consta de dos pasos y no solo de uno? Cuando estamos comenzando nuestro proceso de salud financiera es importante mantener la motivación para seguir avanzando. No es fácil quebrar viejos hábitos. La tentación de comprar o endeudarnos va a estar siempre allí. Sin embargo, haz la cuenta. ¿Cuál es el equivalente a 3 o 6 meses de gastos? Bastante dinero, ¿cierto? Entonces, USD 1.000 comparado con ese monto no es tan abrumador, ¿correcto? 

Este primer paso te va a permitir tener un efectivo disponible para cualquier emergencia que ocurra mientras vas adquiriendo momentum y resguardando tus finanzas. Si fueses directo al pago de tus deudas (paso 2), cuando alguna emergencia surja recurrirás de nuevo a tus tarjetas de crédito y estarás agregando otra deuda más a la lista. Eso sí, siempre recarga tu fondo de emergencias una vez hagas uso de él. A medida que vayas ahorrando para tu fondo de emergencias total (paso 3), querrás mantenerlo intacto y por ende, serás más juicioso con lo que consideres emergencia. ¡Créeme!

Mi esposo y yo vamos por el paso 3. Supongo que por mi naturaleza precavida, desde hace años he contemplado y tratado de crear este fondo de emergencias. Todos los años, llegado diciembre, por esta razón o la otra, el fondo se desinflaba. Supongo que por emergencias entendíamos de todo un poco. Ahora que por fin vamos en serio con el asunto, es tan emocionante el progreso que no querrás volver atrás.

Bien, ya cubrimos el primer y tercer paso. Vayamos al segundo. Para muchos, probablemente este paso será el más importante. El truco de Ramsey es el efecto de bola de nieve. Para él, gran parte del logro de estos pasos es tu esfuerzo y dedicación. La idea es realmente poner una buena tajada de tu presupuesto en el paso en el que estés. De lo contrario, vas a tardar muchos años en alcanzar los objetivos deseados o te vas a desviar fácilmente. 

Dicho esto, la idea es hacer una lista con todas tus deudas, desde deudas a otras personas a tarjetas de crédito y créditos en general, todo menos el crédito hipotecario. Ordena tus deudas de menor a mayor. Ahorra todo lo que puedas para abonar a tu primera deuda. Una vez que la pagues por completo, abona ese monto que lograste ahorrar anteriormente más todo lo que puedas ahorrar adicional para el pago de la segunda deuda, y así sucesivamente con el resto. Si te das cuenta, el efecto de bola de nieve se debe a que poco a poco los montos que vas alocando al pago de las deudas va incrementando por lo que tus deudas van desapareciendo más rápido. 

Como les comenté en otra oportunidad, nuestro nivel de deuda no era catastrófico. Sin embargo, si tu situación es diferente, la mentalidad aquí lo es todo. Un café de Starbucks menos a la semana, ¿cuánto te suma? Y, ¿qué tal adiós Starbucks? Querer es poder.

Sé que a veces hay presión social, presión por salir, aparentar o querer llevar una vida de lujos (y por lujos no me refiero a volver en un jet privado). ¿Qué importa más, tu tranquilidad y seguridad o cómo otros juzguen la decoración de tu jardín? Recuerda:

“Primero te ignoran, luego se ríen de ti. Después van en tu contra. Luego tú ganas”.

Mahatma Gandhi

Un comentario en “¿Estás preparado en caso de emergencia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s