Juntos por la ecosalud – Parte II.c

 

En las últimas publicaciones, hemos brindado datos suficientes sobre la destrucción de las selvas para el cultivo de la palma africana y la posterior extracción de su aceite. Hemos también hablado sobre las consecuencias de esta deforestación. Asimismo, hemos encontrado que este famoso y popular aceite, que se encuentra en gran cantidad de productos de nuestro consumo diario, no es del todo beneficioso siquiera para nuestra salud.

Por su parte, ya sabemos y queda en nuestras manos contribuir a resolver este conflicto. ¿Cómo? Revisando las etiquetas de los productos, comprando aquellos que no contengan aceite de palma y sus derivados, evitando las grandes cadenas conflictivas (Starbucks, Pepsico, Bath & Body Works, entre tantas otras), etc.

Y es precisamente en este cambio en nuestro consumo que quiero enfocarme hoy. Si ya han intentado modificar sus hábitos alimenticios y de higiene en pro de este tema, se habrán dado cuenta que a veces no es fácil encontrar alternativas. Por cada producto que no tiene aceite de palma, hay millones que sí lo tienen. ¿Qué usamos entonces? ¿Dónde encontramos estos productos orgánicos?

Alternativas para la higiene y belleza

“Que no cunda el pánico”, les escribí en un post anterior. Y aquí les traigo algunas opciones.

  • Para los amantes de Bath & Body Works, les traigo The Body Shop. Eso sí, no olviden siempre revisar las etiquetas, ya que no todos los productos están libres de laurilsulfato de sodio y otros derivados del aceite de palma. Parece mentira, pero según fuentes, ¡el aceite aparece disfrazado en los productos con más de 200  nombres!

logobodyshop

Ahora, más allá de los ingredientes, The Body Shop International es miembro de la RSPO (Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible). Esta organización sin fines de lucro ha establecido ciertos estándares para “garantizar que la producción respete los derechos laborales y de las comunidades indígenas, que no se ocupen nuevas zonas de elevado valor medioambiental y que no se amenace la biodiversidad, además de promover prácticas agrícolas más limpias”. Según estos estándares, la empresa ha indicado que para el 2020, el 100% de su materia prima vendrá de fuentes sostenibles, lo que llaman su meta “Cero deforestación”. Asimismo, señalan que el 100% de sus compras actuales se efectúan de acuerdo a los estándares de la RSPO. Más aun, los derivados del aceite de palma que contienen sus productos también están certificados como sostenibles por esta misma organización.

Dicho esto, tal parece que sus productos pueden ser utilizados si se mantienen en esta dirección sostenible. Hay quienes no creen en esta idea. De hecho, según Greenpeace la RSPO no ha sido muy eficaz. Inclusive, hay empresas que creen estar comprando aceite de palma sostenible, mas sigue proviniendo de la deforestación conflictiva. Les coloco la opción y ambas caras de la moneda. Sean ustedes los jueces de su propio consumo.

  • Otra opción similar es Lush. Ciertamente, sus productos tienen un costo un poco elevado, y no todos están libres de los derivados del aceite de palma. Son otra compañía que indica tener una conciencia sobre el medio ambiente. Según señalan, “colocaron al aceite de palma en su libro negro y lo remplazaron por aceites más ecológicos en sus jabones”. Actualmente, se encuentran trabajando por eliminarlo del resto de sus productos.

logolush

Algunos de los productos que resaltan, de carácter natural y orgánico, serían el talco, champú en polvo, desodorante en panela y otros de contextura similar.

  • Finalmente, les traigo la línea Le Petit Olivier. Son productos orgánicos elaborados en Francia. Pueden encontrar jabón líquido o en barra y otras opciones. Para aquellos que se encuentren en Chile, pueden comprarlos en la tienda Della Natura y Nutrition Zone (esta última en el Apumanque). Y, tienen su propio sitio web.

Estos jabones no contienen parabeno, ni aceite de palma, ni el tan trillado laurilsulfato de sodio. Como dirían por ahí, “my personal favorites”.

petitolivier

También, pueden encontrar otras marcas y productos en Della Natura, como pastas de diente y desodorantes orgánicos, así como otros jabones y champú. Explora y encuentra tus favoritos.

Alternativas alimenticias

Iré revisando algunos de los productos conflictivos que les compartí en post anteriores.

  • Cubitos de verdura, carne o pollo: la solución es un tanto simple. Hagamos nuestro propio caldo cuando cocinemos pollo, carne o verduras. Podemos congelarlo y así conservarlo según nuestras necesidades.
  • Margarina vegetal: no creo haber encontrado ninguna margarina que no tuviera aceite de palma. La solución se llama mantequilla. Soprole o Colun tienen mantequillas en barra que no contienen este aceite. Sin embargo, recuerden consumirla de forma moderada.
  • Chocolate: si ya no queremos consumir Milky Way o Snickers o Nutella, siempre hay una opción más saludable y esta es el chocolate negro. Mientras más puro, mejor. A continuación algunos datos:

                    a. Nos ayuda a proteger el corazón.

                    b. Es rico en antioxidantes.

                    c. Estimula el flujo sanguíneo al cerebro.

                    d. Disminuye el colesterol.

                    e. Puede disminuir la presión arterial.

                    f. Es estimulante y por ende contribuye a nuestro estado de ánimo.

                    g. Mejora la función cognitiva.

                    h. Ayuda a proteger la piel de rayos ultravioleta.

  • Galletas y snacks: podemos recurrir a los frutos secos, galletas de arroz y otras opciones sin aceite de palma. También, los helados premium de San Francisco son una opción.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Les dejo también una receta para remplazar las barras de cereales.

¿Conoces otros productos y marcas que ofrezcan soluciones al aceite de palma? Compártelas en los comentarios y ayúdanos a contribuir con la ecosalud.

¡Unámonos por el planeta y la salud de todos! Compártelo.

Juntos por la ecosalud – Parte II.b

 

Mientras escribía la entrada anterior no pude dejar de notar que es mucha la información que no sabemos en torno a todas estas temáticas. Mas, como dijo Balzac: “La ignorancia es la madre de todos los crímenes”. Por ende, si queremos colocar nuestro granito de arena, más vale informarnos. Así que decidí escribir un apartado B de esta segunda parte de nuestra serie ecosalud.

Como vimos anteriormente, la producción del aceite de palma está causando estragos de todo tipo. Se destruyen nuestras selvas y bosques, se extinguen animales debido a la deforestación, poblaciones indígenas quedan despojadas de sus hogares y se acelera el calentamiento global.

Los datos son perturbadores y los hechos aun más. Ya les coloqué un video sobre la extinción de los orangutanes, y como ese hay varios circulando, tratando de concienciarnos. Estos pobres animales son maltratados, mueren quemados durante las deforestaciones, los venden en el mercado negro e inclusive ¡los utilizan para prostitución!

¿Vamos a seguir permitiendo esto?

Únete a la lucha

¿Cómo podemos contribuir? Ya les comenté la importancia de voltear los productos para revisar sus ingredientes en la etiqueta. Ya les hablé de no comprar aquellos que contengan aceite de palma o cualquiera de sus derivados. Asimismo, ya estamos prevenidos de que si un producto no especifica el tipo de aceite vegetal que contiene es muy probable que sea de palma, y por ende, hay que sacarlo de nuestro carrito de compras.

Pero, ¿qué pasa cuando no podemos ver los ingredientes de las cosas que consumimos? ¿Qué pasa cuando no especifican en absoluto lo que contienen, es decir, no aparece ni un solo ingrediente en el envase?

Este post lo concebí con el fin de ayudarnos a responder estas preguntas. Sigue leyendo.

Los grandes monstruos

En esta lista les comparto los 20 monstruos de la industria más conocidos por estar involucrados en el conflicto del aceite de palma. ¡Hagámoslos responsables por sus acciones!

  1. Campbell Soup Company
  2. ConAgra Foods, Inc.
  3. Dunkin’ Brands Group, Inc.
  4. General Mill, Inc.
  5. Grupo Bimbo
  6. Hillshire Brands Company
  7. H.J. Heinz Company
  8. Hormel Foods Corporation
  9. Kellogg Company
  10. Kraft Food Group, Inc.
  11. Krispy Kreme Doughnuts Corp.
  12. Mars, Inc.
  13. Mondelez International, Inc.
  14. Nestlé S.A.
  15. Nissan Foods Holdings Co., Ltd.
  16. Pepsico, Inc. (Cabe destacar que se rehusan a parar la deforestación desmesurada)
  17. The Hershey Company
  18. The J.M. Smucker Company
  19. Toyo Susan Kaisha, Ltd.
  20. Unilever

Incluyamos a Procter & Gamble, empresa que también se encuentra en la lista de las “Dirty 19”.

Lo que no imaginabas

Además de la lista anterior, hay otras empresas que a lo mejor ni nos imaginaríamos que están involucradas en el conflicto. Si piensas en café, ¿lo asociarías con el aceite de palma?

starbucks_coffee_logo-svg

Lastimosamente, Starbucks es un proveedor de aceite de palma, quien debido a las presiones se comprometió a explotar este recurso de forma orgánica. A enero de 2016, aun no parecían verse los frutos de esta promesa. Y no solo contribuyen con la destrucción de ecosistemas, sino que también son conocidos por abusos a los derechos humanos.

Por su parte, hay otras cadenas que se han comprometido a salirse si se quiere del conflicto. Sin embargo, es importante que igual conozcamos cuáles son: McDonald’s, KFC, Dunkin’ Donuts, Krispy Kreme y sé que en la lista también debería aparecer Burger King (desconozco si se han comprometido a aliviar el problema).

Y para cerrar este apartado, la joya de la corona, las marcas de productos de belleza. Ninguna de mis pinturas de labio y perfumes contienen ingredientes en sus etiquetas. ¿Sorpresa? Pues L’Oreal, Chanel y Elizabeth Arden están en la lista de las 19 más sucias y quién sabe cuáles más estarán contribuyendo al problema también.

¡Lo encontré!

Cuando fui de expedición al supermercado para mostrarles productos que contienen aceite de palma, traté y traté de encontrar alguno dentro de las áreas de higiene personal y limpieza del hogar, dado que en alimentos es más obvio pensar en la utilización del aceite. Para mis sorpresa, no encontré NADA. ¿De verdad? Pero ahora ¡lo encontré!

bathbodyworks-logo

Hace poco llegó a Chile la famosa cadena Bath and Body Works. Imagino que te encantan sus olores, los envases, la experiencia de la tienda que está llena hasta el techo de cualquier cantidad de productos llamativos. ¡Not anymore please! Adivinaron, usan aceite de palma. Pero, que no cunda el pánico. Muy pronto les traeré alternativas. Nada que un poco de investigación no pueda subsanar.

Continuemos… productos de higiene personal y de limpieza… mmm… ¡Lo tengo! Antes, solo buscaba aceite de palma o cualquier derivado de la palabra palma en las etiquetas. Mas, desde que me topé con la lista que les compartí en el post anterior sobre los componentes a evitar en los productos, “el laurilsulfato de sodio” parece brillar por doquier: pasta de dientes Colgate, champú y acondicionador Dove, productos de la Roche-Posay, y de seguro todas las marcas similares que producen este tipo de productos.

Los invito al reto

Según mis investigaciones, casi todas las fuentes señalan que alrededor del 50% de los productos disponibles en el supermercado están hechos a base de aceite de palma. Ya todos entendemos la gravedad del tema, aunque sé que a veces es difícil identificarse con ello a menos que se viva en carne propia.

Pero, les pido que dejemos esa frase de ver para creer. ¿Cuántas veces nos hemos mantenido alejados de situaciones donde a lo mejor nuestra ayuda hubiera hecho la diferencia o al menos contribuido, solo porque no nos compete directamente o creemos que no nos afecta a nosotros? Allá los otros, ¿cierto?

Say no to palm oil”, una plataforma para concienciar sobre el consumo del aceite de palma, y fundada por el australiano Thomas King, nos trae este reto. ¿Quieres ayudar a aliviar el conflicto eliminando tu consumo de aceite de palma? Puedes hacerlo en 28 días. Haz clic aquí para más información. Encontrarás una guía para ir eliminando semana a semana los productos que contienen este aceite. Asimismo, verás algunas recetas y alternativas de remplazo. Como les dije anteriormente, durante toda esta serie de ecosalud, les estaré informando sobre marcas, tiendas y otros sustitutos para una vida y medio ambiente sanos.

¡Unámonos por el planeta y por la salud de todos! Compártelo.

 

Juntos por la ecosalud – Parte II

 

Ahora que sabemos más sobre el calentamiento global podemos comenzar a trabajar por detenerlo y por salvar los diversos ecosistemas que permiten la vida en la Tierra. Y hablando de ecosistemas, el tema que nos compete hoy son nuestras selvas. En ellas, habita un sin fin de animales y plantas. Desafortunadamente, algunas especies se encuentran en peligro de extinción gracias a la tala y deforestación desmesurada.

¿Cuál es el verdadero problema?

Quedan tres áreas selváticas en nuestro planeta: la selva amazónica en Sudamérica, la selva del Congo y la selva tropical de Indonesia. De esta última, solo se mantiene en pie el 20%. El 80% de la selva ha sido destrozada por empresas que se benefician del aceite de palma. En otras palabras, si tuviéramos la oportunidad de sobrevolar esta zona en helicóptero, encontraríamos grandes terrenos con plantaciones de la palma africana.

¿Y qué con eso?

“El producto que más daños está provocando hoy en ciertos países del Sur es el denominado ‘ACEITE DE PALMA’” (Hernáiz, 2016).

Si no se han topado con este video aun, los invito a que lo vean con toda la seriedad que amerita esta situación. No les tomará ni un minuto.

¿Eliminar de la faz de nuestro planeta a quienes estudios han revelado como nuestros ancestros más cercanos? Si los orangutanes llegasen a extinguirse, ¿que queda, una vez más, de nuestra raza humana?

Además, ¿sabías que…?

No se trata solo de salvar a los orangutanes, sino también a los elefantes, rinocerontes, tigres y demás animales que necesitan de estas selvas para sobrevivir, así como las poblaciones indígenas que quedan desplazadas de sus hogares. Según datos encontrados, alrededor del 50% de los animales del planeta viven en las selvas tropicales. Además, estas permiten regular la temperatura alrededor del mundo (recuerden que tratamos de detener el cambio climático). Mas aun, tan solo la selva amazónica contiene 1/5 del agua dulce total disponible en la Tierra, siendo esta esencial para la vida, incluyéndonos.

¿Más cifras aterradoras? Cada día, las selvas y bosques se deforestan en proporciones equivalentes a aproximadamente 80.000 canchas de fútbol americano y esto conlleva a que cada diez años se extinga entre un 5% y un 10% de sus especies habitantes. Y no olvidemos que las selvas son una de nuestras principales fuentes de oxígeno.

¿Te queda alguna duda de por qué hay que cuidar y proteger nuestras selvas y bosques?

¿Aceite de palma?

En el documental Before the Flood, que les presenté en la entrada anterior y con cuyo trailer inicio nuevamente este post, se nos muestra la problemática alrededor del aceite de palma.

Pues resulta que este aceite es el más económico de producir, según fuentes del documental. Debido a esto, algunas empresas, monstruos de la industria, que requieren de aceite para sus productos han estado deforestando y acabando con nuestros bosques con el fin de plantar, extraer y producir este recurso.

El aceite de palma se obtiene de los frutos de la palma africana, la cual se encuentra y cultiva principalmente en Indonesia y Malasia (Spratt, 2014). Imagino que de allí se desprende el hecho de que las empresas recurran a estas zonas a deforestar y plantar. ¿Mas, a qué precio?

Por su parte, y tal como lo señala la Organización de Consumidores y Usuario (OCU), “El aceite de palma es el más utilizado del mundo… pese a que no es una alternativa idónea desde el punto de vista nutricional… [y siendo] lo más preocupante… su producción, ya que conlleva a excesos medioambientales y sociales”. Dicho esto, no solo su explotación conlleva a la extinción de animales, a la destrucción de ecosistemas y al calentamiento global, sino que encima ¿no es sano?

¿Qué tiene que ver el aceite de palma contigo?

Volvamos a leer la cita anterior: “El aceite de palma…no es una alternativa idónea desde el punto de vista nutricional… [y es preocupante su producción], ya que conlleva a excesos medioambientales y sociales” (OCU).

Este aceite está presente en productos como mantequilla, galletas, pasteles, comida procesada, jabones y detergentes, pastas de diente, champú, cosméticos, velas, entre otros. Algunas fuentes sostienen que dado su alto contenido de grasas saturadas podría generar un incremento en los niveles de colesterol si su consumo es prolongado, lo que a su vez trae consigo el riesgo a padecer enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, según otras fuentes, este solo sería el caso si el aceite se hidrogena, proceso que se lleva a cabo para convertir la grasa en sólida. Mas, por su parte, se le asocia a otros problemas como la obesidad, diabetes, entre otros (Hernáiz, 2016).

No dejes de leer este artículo de Cristina Hernáiz. Allí, encontrarás más detalle sobre los componentes que debes evitar en los productos que consumes, así como mayor información sobre los efectos perjudiciales del aceite de palma en la salud y medio ambiente. Tomemos conciencia hoy, porque mañana será muy tarde.

Ahora, volviendo a los productos, te invito a revisar tu despensa. ¿Cuántos encontraste con aceite de palma entre sus ingredientes? Espero que no muchos, ¿o sí?

Aquí te muestro algunos, ¿los reconoces?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Fanáticos de la Nutella, ¿qué piensan ahora?! ¿Y saben otra cosa impresionante? Varios de los productos con aceite de palma que encontré, estaban en el anaquel de “lo sano y especial”. Queridos lectores, el llamado es a voltear los productos y leer las etiquetas”. Desconfíen de todo aquello que no especifique sus ingredientes y en este caso, que no indique cuál aceite vegetal contiene. Aquí les dejo una lista de los componentes que deben evitar:

screen-shot-2016-12-19-at-11-57-17-am

Al comprar estos productos estamos dándole permiso a estas empresas a explotar en desmedida nuestro medio ambiente. Ahora, ¿qué pasaría si dejáramos de hacerlo? Cada una de estas compañías depende de sus consumidores: Pepsico, Betty Crocker, Waitrose, Grupo Ferrero, Mondelez International/Nabisco, Mars, Ideal, Fuchs, Tía Rosa, Nestle, Unilever, Ecovida, Carozzi, Frutos del Maipo, Maggi, Watts… Si nosotros somos sus consumidores y dejamos de generarles ganancias, se verán obligados a buscar una mejor manera de producir sus alimentos y demás productos (a menos que quieran caer en la quiebra, cosa que sabemos que nadie quiere).

Ustedes dirán, ¿qué diferencia haría yo al dejar de comer en Burger King o Starbucks o dejar de comprar productos Quaker? Ni Pepsico ni Burger King ni Starbucks van a tomar conciencia del daño que causan y cómo contribuyen al calentamiento global porque una persona decidió no darles el gusto.

Ahora, yo me pregunto, ¿cuántos contactos tienes en Facebook, Twitter, Instagram, etc.? ¿Acaso no estamos en la era de la interconectividad y las redes?

1 + 1 = 11

¡Unámonos por el planeta y por la salud de todos! Compártelo.

Encuentra más formas de contribuir aquí. Mantente informado.

“La ignorancia es la madre de todos los crímenes”. – Honoré de Balzac

Algunas fuentes consultadas: